viernes, 26 de diciembre de 2008

TOLEDO APESTA A DICTADURA


Malos tiempos corren en la ciudad de Toledo si eres jóven y antifascista. Últimamente varios hechos flagrantes demuestran lo que decimos, que no es otra cosa que: Toledo apesta a dictadura. Se respira un ambiente de lo más rancio en la ciudad, el cual se materializa en actuaciones como la de este pasado 11 de Noviembre, con la celebración por parte de la juventud antifascista de la ciudad de un homenaje al compañero asesinado por un militar, hace ya un año, Carlos Javier Palomino.

Este día desde la Policía Nacional se preparó una auténtica encerrona contra los/as manifestantes. Los antidisturbios venidos de Madrid cargaron sin provocación alguna, en el Arco de la Sangre, mandando a base de porrazos a los/as manifestantes hacia el Bar Enebro, en el que se encontraban nazis de la ciudad y militares de la Academia de Infantería de Toledo. Los cuales encantados de la vida recibieron a los/as antifascistas a base de botellazos.

En definitiva, la Policía Nacional creando disturbios en una concentración pacífica y sirviendo en bandeja a los/as manifestantes a las bandas neonazis de la ciudad. Demencial pero cierta la total connivencia que demostraron las Fuerzas de Seguridad del Estado con las bandas fascistas de la ciudad.

La prensa local se encargó de silenciar los hechos y gente como el Subdelegado del Gobierno o el Director de la Academia de Infantería, ni rojos siquiera por la verguenza, ya que lo que "no existe" trístemente no es. Eso sí, habría que preguntar a los/as compañeros/as machacados/as, qué es lo que piensan ellos/as de todo esto.

Otro hecho gravísimo que radiografía lo que está sucediendo en Toledo, es la aceptación a trámite por parte del Juzgado de Instrucción Número 1 de la ciudad, de una irracional denuncia de Falange Española hacia la Izquierda Castellana y particularmente hacia un joven castellanista de la ciudad. Acusándoles, tras el intento de desembarco en la ciudad de dicha organización, encabezada por el violento R.S. de Ynestrillas, ni más ni menos que de "incitación a la discriminación y/o violencia por razón ideológica'', así como por el presunto delito de ''Impedimento de ejercicio del derecho fundamental de reunión''. Triste paradoja la de F.E., reclamando ahora lo que tradicionalmente se ha dedicado a quitar a base de paseillos y pistoletazos.

Lo peor de todo este asunto, es la catadura moral de dicho Juzgado, el cual no ha dudado en tramitar semejante verguenza de denuncia. Además de que se ha encargado de buscar al jóven antifascista, ya que la denuncia era genérica, no iba dirigida a nadie en particular, sino que sólo a la IZCA en su conjunto. Lo que nos demuestra que los Juzgados de Toledo se mueven al mismo nivel ideológico que la organización denunciante. Ni más ni menos.

Otro motivo del club de los horrores toledanos, es el anuncio de marcha a Roma del Arzobispo ultraconservador de la ciudad, Antonio Cañizares. Reclamado por el Papa, para ahora desde allí, velar por los aspectos más cerriles de la ortodoxia de la Iglesia Católica. Librándose así la ciudad de este hooligan de la sacristía, el cual no tubo empacho alguno en comparar la legalización de los matrimonios homosexuales con el ascenso al poder de Hitler. Es decir cometer auténticas salvajadas desde la legalidad. ¡Toma ya!. Otras perlas suyas han sido, cuando puso a rezar a toda la Diócesis de Toledo, la cual llega hasta Extremadura, contra el Plan Ibarretxe y por la santidad de la unidad de España.

Difícilmente podrá llegar alguien peor al Arzopispado de Toledo, pero como en muchos aspectos, en Toledo aún se vive como en pleno franquismo, seguro que terminan sorprendiéndonos con alguien de pefil idéntico o incluso peor al de Cañizares y mira que ya es difícil.

Señores y señoras responsables de la podredumbre moral y fascista que asola a la ciudad de Toledo, que sepan ustedes que ser joven y antifascista no es ningún delito. Son nuestras señas de identidad y a pesar de vuestra represión y acoso no nos vamos a parar hasta dar una vuelta a este Toledo carca y reaccionario. Nos sentimos orgullosas y orgullosos del Toledo que asedió al Alcazar luchando contra el fascismo y del Toledo comunero que plantó cara al imperialismo. Con semejantes ejemplos de lucha, sabemos que todavía no hay ninguna lucha perdida. La ciudad se merece algo mejor y vamos a sacar todas nuestras fuerzas para luchar por ello. Eso que no lo duden.

TOLEDO REBELDE Y ANTIFASCISTA.
YESCA TOLEDO, LA JUVENTUD CASTELLANA Y REVOLUCIONARIA.