sábado, 7 de mayo de 2011

PARA EL IMPERIALISMO, LA TORTURA Y EL ASESINATO NO SÓLO SON MÉTODOS LEGÍTIMOS DE ACCIÓN, SINO MOTIVOS DE GOZO Y FESTEJO.


''La envidia de la virtud hizo a Caín criminal, gloria a Caín que hoy el vicio es lo que se envidia más''.

La ejecución por tropas yankis de Bin Laden en la ciudad pakistaní de Abbottabad, está llena de interrogantes y de una sola certeza.

Empezamos por la última: la información que facilitó el operativo estuvo obtenida bajo torturas y Bin Laden fue ejecutado después de ser apresado.

El resto de las cuestiones son interrogantes cuya respuesta en algunos casos podemos intuir y en otros tendremos que esperar hasta tener más elementos para el análisis.

La primera interrogantes es ¿Por qué ahora?. El propio gobierno de EE.UU. , reconoce que tenía la información sobre el refugio de Bin Laden desde agosto del año pasado, es decir desde hace al menos ocho meses, ¿necesitan tanto tiempo los EE.UU. para montar un operativo de esas características?. No parece probable. El momento parece se ha elegido por motivaciones político-mediáticas.

Pero, y este es el núcleo del interrogante ¿cuáles son las razones para ejecutar y de la forma en que lo han hecho ahora a Bin Laden?

Seguramente hay un conjunto de razones, alguna de carácter interno, de mejora de la popularidad de Obama y de la propia CIA, pero queda aún mucho tiempo para las elecciones presidenciales y esos efectos tienen un tiempo más que sobrado para diluirse. No parece pues que esas sean las razones principales.

Otras razones de mayor peso podemos encontrarlas en el papel de contra-parte, virtual mas que real, pero muy necesaria para la estrategia impulsada por Bush, que han jugado Al Qaeda y Bin Laden, desde el 11-S de 2001 hasta ahora.

Actualmente el imperialismo anglo-americano ha puesto en marcha una estrategia para el mundo árabe en la que la presencia de Bin Laden y Al Qaeda ya no tienen espacio, a diferencia de lo que ocurría en la década pasada.

Todo lo acontecido a partir de diciembre de 2010 en el mundo árabe, incluyendo la intervención militar en Libia, abren un escenario que exigen liquidar a viejos actores y poner en marcha otros nuevos, con otras posibilidades de venta mediática, aunque algunos de esos nuevos actores sean parte de los viejos, eso si convenientemente reciclados.

Bin Laden ha tenido su ciclo histórico, en buena medida impulsado por los propios yankis, pero este ha tocado su fin.

Otro interrogante es el porqué dejan que se filtren, seguro que ello seguirá, de una forma tan descarnada, lo que es a todas luces una operación de terrorismo de Estado.

En este caso no cabe duda que pretenden preparar a la opinión pública para la idea de que cualquier método, por brutal que sea, es lícito para conseguir los objetivos imperiales.

Y ello parece que nos lleva inevitablemente a la gran pregunta.

¿Que nuevas acciones tendrá programadas el imperialismo capitalista que necesitan esta preparación?

Esta cuestión es la que nos preocupa profundamente, no es descartable que haya algún atentado de respuesta ante la ejecución de Bin Laden y ello puede provocar sufrimiento en gente del Pueblo, como ocurrió con los atentados de Madrid del 11-M del 2004, pero lo que traerá sin duda mayores cotas de sufrimiento a los Pueblos trabajadores del mundo serán los nuevos pasos, en su alocada carrera, que dé el imperialismo en esa progresión hacia la mundialización de los conflictos militares, que parece ser es la única opción que contemplan para recuperar la hegemonía perdida en el escenario internacional.

Atent@s.

Luis Ocampo, Izquierda Castellana.
Castilla 4 de mayo de 2011



.