lunes, 28 de abril de 2008

Admitida a trámite una querella para la ilegalización de Izquierda Castellana.


Comunicado de Izquierda Castellana ante la información aparecida en algunos medios digitales de que la Audiencia Nacional ha admitido a trámite la querella para iniciar el proceso de ilegalización de nuestra organización.


Ante ello, queremos declarar lo siguiente:


1- Que no tenemos constancia formal de tal cuestión, pero que conocidos los antecedentes, en esta ocasión la información nos ofrece credibilidad. En cualquier caso, lo confirmaremos el próximo lunes 28 de abril.


2- Que el inicio de un procedimiento de ilegalización contra Izquierda Castellana, no es más que un nuevo eslabón en la cadena represiva con la que el bloque dominante español, pretende amordazar a los sectores organizados de los pueblos trabajadores de las naciones bajo la jurisdicción de su Estado.


3- Que esta brutal ofensiva represiva a la que estamos asistiendo, alentada por el gobierno de Zapatero, es expresión de la debilidad del régimen actual y del temor que tienen al “escenario social” que se puede configurar fruto de la convergencia de los déficits políticos estructurales del sistema con la profundísima crisis económica que ya tenemos encima.Ello les lleva a practicar lo que se puede denominar “Política represiva”, extensa e intensa, emulando en su filosofía la ”Guerra preventiva” de la Administración Bush.


4 - Que es perfectamente comprensible el temor del Bloque dominante español sobre la continuidad de su régimen, porque a éste se le ven cada vez más claramente sus vergüenzas.Desde un Jefe de Estado, Juan Carlos I, nombrado por el dictador y genocida Franco, cómplice de los últimos crímenes del franquismo e implicado en numerosísimas corruptelas económicas; pasando por unas fuerzas de orden público y administración de justicia infectadas de delincuentes y fascistas, Hasta banqueros, como el caso de Emilio Botín, implicados, según los datos conocidos a través de la propia prensa oficial, en operaciones de narcotráfico. Es evidente que un régimen con estas características, y especialmente en situación de crisis económica, sólo puede confiar su reproducción a la represión pura y dura.


5- Que Izquierda Castellana es una organización castellanista, absolutamente soberana en su toma de decisiones. Que no somos brazo político de nadie, excepto de nuestro propio pueblo y es por ello que nos reprimen. Las demás acusaciones, simple y llanamente, pertenecen al proceso de criminalización que acompañan a todo proceso represivo, precisamente para intentar debilitar la respuesta social a esa represión.


6- Que no nos van a amedrentar ni a neutralizar en nuestra actividad social y política. Estamos acostumbrad@s a la represión y a los juicios políticos, preferiríamos, como es lógico, no pasar por ello, pero sabemos que es parte inevitable de la lucha en la defensa de los intereses del Pueblo trabajador y por la transformación del sistema. Más pronto que tarde, conseguiremos esos objetivos.


Izquierda Castellana , 27 de abril de 2008