martes, 5 de febrero de 2013

HOY COMO AYER, RESISTENCIA COMUNERA. HOMENAJE AL TOLEDO COMUNERO 2013

Concluido ya el fin de semana de homenaje a la resistencia comunera que la ciudad de Toledo planteó frente al imperialismo de Carlos V. En unos momentos de semejanza pasmosa con aquellos, en los que el pueblo nuevamente nos vemos sometidos a los designios antisociales de los que nos gobiernan. Nos reafirmamos en el recuerdo a aquell@s que nos antecedieron y que nos mostraron el camino. Espoleando nuestro ánimo para continuar la batalla hasta las últimas consecuencias, que irremediablemente si jugamos bien nuestras cartas nos llevará a la victoria. L@s comuner@s del siglo XXI empezamos la celebración el sábado a la tarde, en el local de la CGT de la ciudad. A l@s cuales les agradecemos el gesto y la confianza demostrada. Allí pudimos disfrutar de una charla titulada "Comunes el sol y el viento... Cinco siglos de historia comunera". Con llenazo absoluto, repasando con el compañero de Valladolid, la historia del movimiento comunero desde sus inicios hasta la actualidad, incidiendo en las personas y colectivos que a lo largo de la historia se han identificado con éstos. Tras la amena charla y el interesante y posterior coloquio, se pasó a tomar un aperitivo y un vino, todo ello disfrutándolo con el mejor folklore castellano. El domingo 3 de Febrero, a las 13 horas, nos juntamos en la Plaza de Zocodover cerca de cien personas para recordar la gesta comunera y a María de Pacheco y para reivindicar un presente y un futuro de lucha por la conquista de nuestros derechos frente a tanta agresión. El acto consistió en piezas de dulzaina por parte de los sensacionales Gaiteros de la Sagra y en la lectura de unas palabras acerca del momento que vivimos y recordando a l@s héroes castellan@s.
Un día como hoy, 3 de febrero, pero en 1522, la ciudad de Toledo hostigada por los imperialistas de Carlos V, toma el Alcázar con María Pacheco encabezando a las y los comuneras y comuneros, liberando así a los compañeros presos. Al día siguiente y debido a la superioridad del ejército Imperial, la revolución en Castilla ve su fin y más tarde María marcha en exilio. Esta ha sido hasta hoy la mayor revuelta ciudadana en la ciudad del Tajo -hoy cloaca-, en busca de sus derechos y libertades. Tras una represión brutal en la Guerra Civil y la posguerra, Franco y su Gobierno heredero, encabezado por Juan Carlos y seguido por su corte parlamentaria, llevan a Toledo a una debacle controlada por la Iglesia Católica y el Ejército Español, con una camarilla de políticos al servicio de éstos. Y así, la ciudad que un día fue el origen y la última resistencia de la Revolución de las Comunidades de Castilla, se convierte en un foso de olvido. No hay nada más actual que el ejemplo de aquella ciudadanía de la Revolución con lo que padecemos actualmente. Al igual que entonces, nos vemos pisoteadas y pisoteados en nuestros derechos, despojadas de los servicios de bien común para satisfacer los bolsillos reales, los de los magnates empresariales, los de los banqueros y los de los gobernantes corruptos. Entre estos últimos también está ella, Maria Dolores Cospedal, una presidenta de una región llevada a la tercera división, la cual ni siquiera conoce y mucho menos respeta y protege. ¿Qué ibamos a esperar de ella si es una de las máximas responsables del hundimiento de toda la sociedad del Estado, de un Estado podrido y corrompido? La desligitimación del Estado Español y de sus instituciones cada vez es más amplia: corrupción, monarquía lamentable, medidas antisociales, sindicatos que pactan, gobernantes delincuentes... son muestras clarísimas de una degradación y una decadencia imparables; de un Sistema incapaz de resolver los problemas de la gente del común. Hemos pasado de luchar por una mejoras laborales, sociales, soberanistas... a tener que sumar la defensa una sanidad pública y de calidad o una educación digna, pilares básicos para el desarrollo de la sociedad. Tenemos que ir más allá, la solución no está en buscar culpables entre el Pueblo, los causantes de este desbordamiento están claros y ya los hemos citado. Basta de quejarse y dejar que nos roben la vida y los derechos, vamos a defenderlos y a ampliarlos. Debemos ser partícipes de nuestro futuro, confluir desde todos los frentes: sanidad, educación, ecologismo, sindical, juvenil, feminista, antifascista... hacia las movilizaciones generales y hacia los espacios de lucha; y decidir acerca del Estado que queremos tener y formar. Para ello no hay otra manera que avanzar hacia un proceso constituyente, de ruptura real con el actual Régimen. Una ruptura democrática, popular, republicana y de reconocimiento de los derechos nacionales de los pueblos del Estado Español. Solo de ese modo caminaremos hacia la soberanía popular y la justicia social y económica. Toledo tiene una historia que debe retomar dentro de la Castilla que queremos construir el Movimiento Popular Castellano de Izquierdas, los y las Comuneros y Comuneras del S.XXI: una tierra con una sociedad progresista, que se construye para sí misma y para sus intereses y no contra los demás. Castilla como sujeto político y a la altura de otros pueblos que ya marchan por su soberanía. No podemos seguir dejando que quienes no aman y respetan a nuestra tierra y su gente, y la consideran el cementerio del resto del Estado y de Europa, sigan controlando su perdición. Adelante pues el Pueblo Comunero y su Movimiento Popular. ¡Viva Castilla libre!
Tras esto, se partió en pasacalles hacia la Plaza de Padilla, bajo gritos de Castilla Comunera y con los pendones morados al viento. Impresionante y emotiva la marcha de la gente con los sonidos de la gaita castellana resonando en la piedra de las calles toledanas. Ya en el solar de Padilla, triste recuerdo de la crueldad imperial, se comentaron unas palabras, en las que se animó a l@s asistentes a participar de las luchas que se están dando por conseguir un proceso constituyente, que de paso a una sociedad con una organización que realmente sirva a los intereses de la tierra y de sus clases populares. También participaron compañer@s de Ciempozuelos, de la Asamblea Popular de esta localidad, que presentaron a l@s asistentes el Carnaval reivindicativo de su localidad, que se celebrará el próximo sábado 9 de Febrero, animando a participar en él. Tras entonar el Canto de Esperanza, se dió por concluido el acto y nos dirijimos hacia las riveras del sufrido y desangrado rio Tajo. Lugar en el que íbamos a celebrar la comida popular. La comida consistió en unas migas, regadas con excelente vino Miquélez, mientras que la gente compartía experiencias en animada charla. Destacable la sobremesa con los sonidos de las distintas gaitillas, venidas desde distintos puntos de la geografía castellana. Agradeciendo a toda la gente que participó en las distintas actividades, finalizamos esta pequeña crónica. Animando a continuar participando en el movimiento popular y a seguir creando y creciendo juntas y juntos, ya que es así como lo conseguiremos. Adelante la lucha del pueblo comunero.