miércoles, 28 de septiembre de 2011

29 Septiembre. Jornada de lucha hacia la Huelga General



LA LUCHA ESTÁ EN LA CALLE, LA LUCHA ESTÁ EN LOS CENTROS DE TRABAJO, ESTÁ EN TODOS LOS ÁMBITOS SOCIALES Y ESTA LUCHA DEBE CONDUCIRNOS HACIA LA HUELGA GENERAL.

-Todas las personas que alzamos nuestras voces en esta Jornada de Lucha, elevamos nuestras conciencias y proclamamos otra vez, una más, y cuantas sean necesarias ¡¡BASTA YA!! , NI UN PASO ATRÁS en defensa de nuestros derechos mermados, en defensa de las libertades agredidas.

La crisis ya no es excusa, sino provocación infame y permanente, que debe hacer que luchemos, que salgamos a la calle y que mostremos nuestro rechazo y nuestra fuerza por igual.

Para nosotros, para nosotras, no hay un presente ni un futuro para la crisis: Ya existía un pasado. Un pasado de opresión, de explotación, de mentiras y de manipulación. Un escenario cruel e indecente que ha sido y es el responsable inmediato y principal de esta secuencia de sufrimiento y agresión que estamos padeciendo: el Capitalismo, el modelo económico y social que nos impone, nos condena y nos esclaviza. Ese modelo que antes ya nos negaba derechos fundamentales, nos discutía la propiedad de ser de los servicios públicos y cuestionaba nuestro legítimo horizonte de libertades. Ese modelo avaricioso, voraz e insaciable que destruye todo cuanto se encuentra en su camino desbocado, en una huida hacia delante sin rumbo y sin medida a la que ha arrastrado a toda la Humanidad.

Quienes estamos aquí, sabemos, decimos y proclamamos que la Crisis ya existía antes de ser anunciada pública y oficialmente porque los culpables, ya actuaban en consecuencia convirtiendo a la gran mayoría social en víctimas de su inmoral y delictiva conducta.

Y nosotros y nosotras antes, ahora y después mantenemos vivo el espíritu de la transformación, la llama de la rebeldía y a punto el esfuerzo de la lucha como elementos necesarios para frenar esta sangría que nos humilla, nos empobrece y nos aniquila social y personalmente. Una realidad tan despreciable que ni se puede ni vamos a consentir.

Sabíamos de la falacia constitucional del derecho a una vivienda digna, de la demagogia del derecho a un trabajo digno, de la desigualdad en el reparto de la riqueza acumulada por el esfuerzo de todos y de todas… y no nos gustaba. Por eso nos hemos enfrentado a todas aquellas fuerzas que representaban esa imagen de progreso impostor y democracia manipuladora. De repente, o tal vez no, ese tinglado se ha venido abajo, y ha arrastrado hacia la miseria, la esclavitud y la dictadura a la gran mayoría social, sin tener responsabilidad directa en este disparate.

Si antes eran mentiras consensuadas y mal disimuladas, ahora se han convertido en certezas de humillación, ofensa y desprecio. Si antes la política estaba al servicio del poder económico y social, ahora se ha convertido en un pelele en sus manos. Si antes los servicios Públicos eran cuestionados por el capital voraz ahora se han convertido en objeto del deseo ansioso y soez del capitalismo más insaciable. Si antes los derechos sociales esforzadamente conquistados eran mirados con recelo y desdén, ahora van camino de convertirse en reliquia del pasado.

Mucha gente puede pensar, (si alguno lo pensaba se va a sentir insultado) que la actual situación es coyuntural y que el mismo sistema que la ha generado será capaz de reconducirla negando derechos, recortando libertades o privatizando servicios públicos. Esta crisis es sistemática y que quienes la han provocado son incapaces de poder reconducirla; los hechos lo corroboran. Ni la reforma laboral, ni la reforma de la negociación colectiva, ni la reforma constitucional, ni los recortes en educación o sanidad son la solución; sólo son parte de un problema que se agrava y que nos atenaza hasta las últimas consecuencias… si no nos enfrentamos a él; retomar una lucha que no cesará hasta que veamos en el horizonte nuestro anhelo de transformación.

HOY, COMO AYER, COMO MAÑANA, A LA CALLE OTRA VEZ. POR LA LIBERTAD, POR LA JUSTICIA SOCIAL, POR NUESTROS DERECHOS CONTRA LA DICTADURA DEL CAPITAL Y CONTRA LA MANIPULACIÓN DE LOS POLÍTICOS…DE NUEVO A LA CALLE Y HACIA LA HUELGA GENERAL. ¡¡SALUD !!.