jueves, 7 de abril de 2011

Villalar 2011. Yesca.




2011, otra vez nos juntaremos en Villalar el 23 de abril para reivindicar que Castilla es una nación, para conocer más sobre nuestra música, gastronomía y cultura popular en general, para disfrutar de unos días festivos y en comunidad con gente comprometida procedente de muchos rincones de nuestra tierra... Pero todo ello (cuestiones, que por cierto, no deben quedar relegadas a un momento puntual del año) no debe hacernos olvidar el contexto sociopolítico en el que nos encontramos.

Son tiempos duros para la juventud. Tiempos duros para el pueblo castellano. El paro, las privatizaciones, la precariedad, la dificultad para acceder a una vivienda, la "fuga de cerebros" y la emigración forzosa, el desmantelamiento del sector productivo, la decadencia del mundo rural, la educación mercantilizada... la lista es enorme y sigue creciendo.

Aumenta por una razón; no es porque ell@s -polític@s, especuladores/as, grandes empresari@s, explotadores/as...- quieran seguir hundiéndonos para obtener beneficios económicos y privilegios sociales a costa de las personas humildes y de la naturaleza, sino porque nosotr@s no les plantamos cara, no les decimos que ya estamos hart@s de que pisoteen nuestros derechos. Tenemos que organizarnos para demostrar que no vamos a agachar la cabeza más ni a seguir pagando su crisis, una crisis que ell@s han creado pero que somos el pueblo trabajador -y muy especialmente jóvenes y mujeres- quienes la sufrimos.

La pérdida de identidad, el desarraigo cultural, los macroproyectos destructores del medio, la masificación del área metropolitana de Madrid o la desertización de la mayoría de las comarcas hacen nuestro pueblo cada vez más insostenible, asimétrico y desnaturalizado. Aunque el futuro es complicado, hemos de ser capaces de volcar la balanza hacia posiciones que nos sean favorables; articulando proyectos solidarios, obreros, estudiantiles, populares, internacionalistas, de barrio, feministas, comarcales, respetuosos con la naturaleza...

Es como construímos una verdadera Castilla comunera y nos enfrentamos al modelo explotador, españolista, patriarcal y alienador que los poderes fácticos nos reservan.


¡Rebélate! Organizar tu pueblo es defender tu tierra.

Yesca