lunes, 18 de abril de 2011

VILLALAR 2011. RECONSTRUIR CASTILLA CON ESPÍRITU COMUNERO.



A estas alturas es incuestionable para cualquier persona medianamente formada o informada, que no esté totalmente cegada por el españolismo, que el Estado Español es un Estado plurinacional.

También es evidente para aquell@s que tengan unos mínimos conocimientos históricos, que Castilla, no sólo es una de esas naciones bajo jurisdicción del Estado, sino que es una de las que ha jugado un papel más significativo, para bien o para mal, en el devenir de la península ibérica.

La alta nobleza y la burguesía mercantil exportadora castellana se posicionaron a principios del S.XVI a favor del Imperio y en contra de su propio Pueblo, entre el que se encontraban sectores de la baja nobleza y la burguesía industrial, además del conjunto de las clases trabajadoras, bloque social que constituía el apoyo a la Revolución Comunera.

La actual burguesía financiera y especulativa, así como todo el entramado político y administrativo corrupto que les representa y gestiona sus intereses, siguen dando la espalda a Castilla y apoyando al actual proyecto imperialista, venido a menos, español.

¿Pero qué ofrece el actual régimen español a Castilla?

El régimen franquista, fue consciente desde muy pronto que a la muerte de Franco su sistema tenía que introducir un conjunto de reformas que lo hiciera homologable a los regímenes políticos de Europa Occidental. El nombramiento de Juan Carlos en el año 1969, como sucesor de Franco en la jefatura del Estado a titulo de Rey, era y sigue siendo de hecho, la pieza clave en ese proceso de reformas.

Desde luego el proceso de transición, antes y después de la muerte de Franco, no fue un proceso lineal exento de contradicciones.

La desaparición no prevista de Carrero Blanco, la excesiva autonomía de la que hizo gala Suárez, las luchas populares muy amplias a favor de la ruptura democrática en Euskal Herria y Galicia, así como las movilizaciones sociales y en menor medida políticas en otros Pueblos del Estado, introdujeron elementos no previstos en esa transición, pero en lo fundamental ésta se impuso a sangre y fuego, tal como estaba proyectada. Mantenimiento de los elementos esenciales del poder económico del franquismo. Mantenimiento de lo fundamental del entramado institucional: ejército, fuerzas represivas, poder judicial... excepto el aparato político que obviamente había que sustituirlo, eso sí de la forma más controlada posible.

En los primeros años de la transición mucha gente, incluso de los sectores del Pueblo, tuvieron expectativas en lo que se estaba construyendo. Sabían que no era por lo que se había luchado pero creían que era lo más parecido, dentro de lo que parecía posible en aquellos momentos.

Hoy 35 años después, nadie, salvo los que vive directamente del régimen, que por cierto no son pocos, tienen esa percepción.

El régimen español actual ya no nos ofrece nada en el presente; y de cara al futuro aún menos.

La cuestión es: ¿Qué alternativa creíble, se puede hoy plantear en nuestra sociedad? ¿Qué caminos de avance se pueden andar?

El proyecto español es especialmente perjudicial para nuestro Pueblo desde el punto de vista objetivo. Las repercusiones económicas, sociales, culturales demográficas son... simplemente demoledoras. Sin embargo desde el punto de vista subjetivo es en nuestra tierra en donde el españolismo tiene una mayor legitimación social, como es lógico tiene sus explicaciones: lingüísticas, pseudoculturales y de especial manipulación ideológica entre otras.

En otros Pueblos del Estado la cuestión está mas madura: Euskal Herria, Galicia.., en Castilla la cuestión está en una fase mas inicial de construcción pero si aquí no se avanza a buen ritmo, difícilmente se podrá derrotar al bloque dominante español y su proyecto.

Es tarea del conjunto del movimiento auténticamente progresista en Castilla asumir esta cuestión.

La reconstrucción de Castilla sobre bases comuneras e internacionalistas es una tarea absolutamente prioritaria, sin avanzar en ello, no es posible avanzar en la construcción de una alternativa al actual sistema español.

El 23 de abril de 2011 en el que se conmemora el 490 aniversario de la batalla de Villalar será un buen momento para dar un impulso adelante en esta tarea, será una buena oportunidad para dar un empujón a la materialización del proyecto de ''Comuner@s del S.XXI''

Izquierda Castellana.
Castilla a 15 de abril de 2011.