jueves, 17 de marzo de 2011

Las Tierras de Talavera: La histórica comarca olvidada.



Elbura, Aquis, Talvora, Cesaróbriga, Thel Ebura, Talavireth según fuesen judíos, romanos, árabes, cristianos, etc, los que la nombrasen. La fundación de Talavera de la Reina resulta confusa, algunos sostienen la teoría del origen celta de nuestra ciudad, otros opinan que fue visigodo. Lo que no ofrece lugar a dudas es el apellido “de la Reina”, cedido por el Rey D. Alfonso XI a su esposa Dª María de Portugal. Pero avancemos un poco en el tiempo, concretamente hasta 974, a partir de esta fecha, Castilla comenzaría a regirse por fueros, pero no sería hasta 1083 cuando Talavera quedaría en poder del rey castellano Alfonso VI, contando esta con fueros propios. La comarca gozaría de buena prosperidad durante gran parte de su historia, una historia que todavía está latente gracias a la conservación de una idiosincrasía propia, así como nuestro acento talaverano y diversos aspectos que nos hacen diferentes (que no mejores o peores) a otras comarcas castellanas, siendo este hecho de especial orgullo debido la dificultad que atañe no contar con un reconocimiento real o político.

La máxima expresión de este fuerte sentimiento comarcal se ve representado en Las Mondas. Esta fiesta se trata de una de las más antiguas de toda la Península Ibérica. Con un probable origen celta al igual que la ciudad. Lo que si está documentado es su celebración en los tiempos de Roma, en el actual terreno de la Basílica del Prado, los habitantes de Caesaróbriga llevaban ofrendas a una construcción de la diosa Ceres en agradecimiento por la cosecha que se avecinaba. Tal era el grado de apego de nuestra gente hacia esta fiesta pagana que el paso hacia el cristianismo no hizo si no adaptarla a las nuevas creencias, pero manteniendo en base su esencia.
Actualmente sigue siendo la fiesta de todos los talaveranos y talaveranas, donde los alcaldes de los municipios de Las Tierras de Talavera intercambian bastones de mando, acto simbólico de unión, entre otros muchos actos que celebramos cada año después del Domingo de Resurrección.

Pero no sólo de historia se vive, las razones prácticas para el resurgir de Las Tierras de Talavera dentro de Castilla son obvias: Varios pueblos de las actuales provincias de Toledo o Ávila, pertenecientes a la comarca, ven con resignación como para hacer diferentes gestiones deben desplazarse grandes distancias hasta llegar a sus respectivas capitales de provincias, cuando en realidad, Talavera es el foco más importante. Esta situación sería extrapolable al resto de la nación castellana, el actual Estado de las autonomías apuesta por la centralización de recursos, dejando a las poblaciones más pequeñas en el olvido, provocando su desaparición y generando ciudades cada vez más grandes alejadas de todo rasgo de cultura castellana. Con unas comarcas donde el pueblo más alejado no se encontrase a más de unos 80 kilómetros de distancia se verían solventados varios problemas. En el caso de Guadalajara hay poblaciones que se encuentran a casi 200 kilómetros de la capital, siendo esta provincia (junto a Soria) la más afectada por la despoblación en Castilla.
Volviendo a nuestra comarca, los talaveranos debemos despertar y reclamar de una vez por todas con orgullo que somos castellanos. El Estado Español no nos ha hecho ningún bien, manteniéndonos en el más profundo olvido institucional. En la ciudad, con una población de unos 90.000 habitantes la falta de inversiones resulta abrumadora, después de muchos años Talavera ha perdido población en el año 2010, dato significativo del futuro que nos espera en manos de los mismos de siempre (PP-PSOE). Además, con una universidad de segunda (o tercera) los jóvenes y las jovenes talaveranas apuestan por estudiar y hacer vida fuera de nuestra comarca. Un caso más, que ojalá no se convierta en los muchos ejemplos de despoblación de los que hablaba anteriormente, hecho por cierto, que no encabeza ningún periódico de tirada estatal en su portada. Para más inri, el paro ha alcanzado cifras desorbitadas cebándose en la juventud. Los menores de 30 años suponen el 25% del total de parados, siendo nuestra comarca la más afectada por la crisis capitalista de toda Castilla-La Mancha, sin olvidar que este territorio castellano ha registrado el mayo incremento de paro de todo el estado.

Sostienen algunos autores que Talavera no fue comunera o más bien, tendriamos que corregirles, en que no la dejaron, aquellos enemigos de Castilla que aún viven entre nosotros, que quieren tener al pueblo bien amarrado y sumiso para jugar con él a conveniencia.

Pero despertaremos y si Talavera no fue comunera, lo será. Por el bien de nuestro pueblo.


Yesca, la juventud castellana y revolucionaria