lunes, 14 de julio de 2008

José Bono en el punto de mira de los escándalos urbanísticos del PSOE


José Bono en el punto de mira de los escándalos urbanísticos del PSOE
(La Democracia.es)


José Bono relacionado con los casos de corrupción en Seseña, y Estepona / La popularidad de uno de los políticos mejor valorados baja en picado


El actual presidente del Congreso de los Diputados, ex-ministro de defensa y ex-presidente de la Junta de Castilla-La Mancha se enfrenta ahora a varias acusaciones que le relacionan con escándalos urbanísticos como el de Seseña y el de Estepona.


Caso de Seseña (Toledo) - Urbanización de “Paco el Pocero”


El constructor Francisco Hernando, más conocido popularmente como “Paco el Pocero”, está en estos días en boca de todos, sobre todo en boca de mucha gente, además de en las pesadillas de muchos políticos del PP y del PSOE, debido a sus relaciones con el polémico constructor.
Y es que esta semana, el anterior alcalde de Seseña(Toledo) —el socialista José Luis Martín—, ha sido acusado por parte de la fiscalía anticorrupción de dar un presunto trato de favor a “el Pocero”. Además la fiscalía ve indicios de delito al estimar el incremento patrimonial de Martín no justificado en 672.000 euros, estimación que IU hace en torno a 12 millones de euros, mientras que el implicado asegura que se debe a un cupón de la ONCE.


Erre que erre, el actual alcalde de Seseña —Manuel Fuentes(IU)—, sigue además denunciando que el gobierno regional estaba al tanto de estas operaciones urbanísticas, puesto que para él «2 millones de metros cuadrados son suficientes para afirmar que el gobierno autonómico castellano-manchego estaba al tanto de lo que estaba pasando en Seseña».


Y es en esta parte cuando entra en juego el actual presidente del Congreso José Bono, que cuando se aprobó el PAU “El Quiñón” de Seseña era el presidente de la junta de Castilla-La Mancha. El entonces consejero de vivienda de la junta de Castilla-La Mancha —el también socialista Alejandro Gil Díaz—, dió el visto bueno a esta macrourbanización tras una reunión con el ex-alcalde Martín—ahora imputado por la fiscalía—, con lo que para Manuel Fuentes prueba el conocimiento de Bono de la trama urbanística y justifica así su denuncia a la fiscalía de un presunto trato de favor de la Junta de Castilla-La Mancha a “Paco el Pocero”.


Todo esto unido a la amistad que “Paco el Pocero” tenía con altos cargos políticos como Eduardo Zaplana y el propio José Bono, hacen que el actual presidente del congreso de los diputados esté pasando por unos días difíciles según varios de sus allegados, aunque no más difíciles que los que está pasando el principal responsable de esta presunta trama urbanística “Paco el Pocero”, que como es lógico debe de tener problemas para conciliar el sueño.


Más amistades polémicas de José Bono, caso de Estepona (Málaga)


Lo que era un secreto a voces, era que la trama de Estepona no podía tardar mucho en estallar, ya que, sus efectos eran evidentes en el pueblo y los nuevos ricos y concejales con coches de alta gama no dejaban de multiplicarse en este pueblo de la costa del sol que vivía un boom inmobiliario similar al que vivieron otras localidades vecinas como Marbella.


La “operación Astapa” se desarrolló 17 de Junio de 2008, poniendo en evidencia los vínculos de esta localidad con Marbella y el caso Malaya, pues esta operación guarda relación con aquella. Ese día fueron detenidos más de 20 personas, —entre las cuáles se encontraba el alcalde socialista de la localidad Antonio Barrientos—. Este nuevo escándalo en el PSOE andaluz salpicaba indirectamente a el Presidente del Senado —el también socialista Javier Rojo—, cuya hija Patricia Rojo se vio directamente implicada en la presunta trama de corrupción urbanística puesto que es directora del área de Urbanismo y ex-gerente de la misma en la anterior legislatura.


Pero el escandalo también salpicaba al presidente del Congreso de los Diputados José Bono, cuya sobrina Yolanda Franco, pertenece al equipo de gobierno del alcalde Barrientos imputado por la fiscalía. Además es de sobra conocida la amistad que unía a José Bono con Barrientos —ahora puesto a disposición de la justicia—, de la que ahora se están haciendo eco diversos medios de comunicación y que pone de manifiesto las malas compañías del señor Bono.


Resumen


El dirigente socialista José Bono parece estar viviendo sus peores momentos políticos, debido a los escándalos de corrupción que le están salpicando últimamente y que parecen haber acabado con la credibilidad del político manchego. Todo esto unido a controvertidas actuaciones como “la de la corbata” con el ministro Sebastián y sobre todo después de calificar la bandera republicana de ilegal y desprestigiar en el congreso a quienes sufrieron la cárcel y las torturas por luchar contra la dictadura —mientras él hijo de familia acomodada podía disfrutar de una vida más acomodada sin sufrir esas penurias—, han hecho disminuir la popularidad de José Bono.