sábado, 19 de julio de 2008

EN TOLEDO LA SIMBOLOGÍA FRANQUISTA, FUERA DE LA VISTA.




EN TOLEDO LA SIMBOLOGÍA FRANQUISTA,

FUERA DE LA VISTA.

Reciéntemente se acaba de retirar en Cuenca una placa franquista con la efigie del dictador. Desde Yesca Toledo nos felicitamos por ello, pero a la par exigimos la total retirada de toda la simbología y callejero franquista de nuestros pueblos y ciudades.
Tras cuarenta años de dictadura franquista y tres décadas más de supuesta normalización democrática, en Toledo todavía asistimos a la terrible humillación de la presencia de esta simbología y de calles dedicadas a aquellos que dirigieron tan despiadada represión.
Es hora de que en la ciudad de Toledo algo cambie y todos estos horrores del pásado vayan desapareciendo. Dejemos los homenajes públicos en nuestras calles, para la gente que realmente los merezca y haya hecho algo por mejorar su entorno y el de su sociedad, no para asesinos y golpistas.
Por todo ello, desde Yesca, la juventud castellana y revolucionaria, exigimos al Ayuntamiento de Toledo y resto de autoridades, el cumplimiento de la llamada ley de la Memoria Histórica y por lo tanto la retirada total y en el mínimo espacio de tiempo posible, de todos aquellos elementos desestabilizadores para la convivencia ciudadana, como son estos homenajes a la dictadura y al fascismo, que en pleno siglo XXI todavía campean en nuestra ciudad.
Retirada total y restitución de la memoria de aquellas personas que dieron su vida en defensa de la libertad y luchando contra la dictadura... Ni más ni menos, pero ya.
YESCA TOLEDO, la juventud castellana y revolucionaria.