viernes, 14 de marzo de 2008

Toledo: Ciudad Mártir 1936, ejem ejem...


"Toledo: Ciudad Mártir 1936" ejem, ejem...


El siempre mesurado Cardenal Arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, nos vuelve a sorprender con una exposición patrocinada desde su Arzobispado, llamada "Toledo: Ciudad Mártir 1936".

Decimos que nos sorprende, debido al poco apego manifiesto que tiene dicho Cardenal a la Memoria Histórica, entendemos que por no remover ciertas cosas que le puedan resultar cuando menos, incómodas. Aunque comprobamos, eso sí, que él ya tiene su propia Memoria Histórica, la que se ha fabricado a su medida y de una forma muy tendenciosa.
Nos parecen lamentables los intentos de la Iglesia toledana por tratar de mostrarnos quiénes fueron los buenos y quiénes eran los malos en la Guerra Civil. Y más a estas alturas, en las que todos sabemos qué es lo que realmente hubo, dónde estuvo cada uno y qué es lo que defendió cada cual.

Se muestra muy conciliador el señor Cañizares, pidiendo perdon a "los que ahora no saben lo que hacen persistiendo con las mismas ideas". Debería explicar a qué ideas se refiere y ya que se pone, debería hacer un hondo examen de conciencia por las suyas.

Somos cada día más los toledanos y las toledanas que nos avergonzamos con que el nombre de nuestra ciudad vaya asociado a semejante elemento. El cual no se dedica a predicar el amor al prójimo como debería, sino que a escupir su política ultra conservadora y visceral. Ya no sólo desde los púlpitos, sino que desde cualquier lugar público.

Desde Yesca, la juventud castellana y revolucionaria, no queremos alentar a odios pasados, pero tampoco estamos dispuestos a que este señor sí que lo haga y encima con el beneplácito de los medios y las autoridades. Los cuales muchas veces, no dudan en aplaudirle, darle cancha y buscarle lugares de preeminencia, a su persona y a sus desfasadas ideas.
A ver si aprende a separar religión de política, dedicándose de una vez a lo suyo. En ese momento, será cuando por fín podremos olvidarnos de él y no sentirnos abochornados los toledanos, cada vez que se le nombre.

En Toledo a 14 de Marzo del 2008.
Yesca Toledo, la juventud castellana y revolucionaria.