jueves, 30 de septiembre de 2010

LA JORNADA DEL 29-S UN BUEN PUNTO DE PARTIDA PARA UNA AUTÉNTICA HUELGA GENERAL






El 29-S ha demostrado que hay suficiente malestar y ganas de luchar entre el Pueblo Trabajador como para plantearse la organización de una auténtica huelga general en los próximos meses.

La jornada de movilizaciones del 29-S ha puesto de manifiesto un conjunto de cuestiones de gran interés para la lucha popular en nuestra tierra.

Primero, que el descontento y el rechazo del Pueblo trabajador hacia la política económica del Gobierno es un sentimiento absolutamente mayoritario, muy pocas personas de entre las clases trabajadoras, se creen los llamamientos del Gobierno a el ”esfuerzo común” para salir de la crisis, o a lo de que ”todos y todas tenemos que arrimar el hombro”. La gente del común, más informada de lo que a algunos les gustaría, aunque por supuesto menos de lo que nos gustaría a otr@s, ha percibido que ese discurso del gobierno de Zapatero de llamar a la ”responsabilidad de todos para salir de la crisis”, mientras que las consecuencias de ésta solo se hacen recaer sobre el Pueblo, es una auténtica mandanga.

Segundo, que la capacidad de movilización de CC.OO y U.G.T., esta francamente menguada y su prestigio en el mundo laboral por los suelos. Esto quedó muy evidenciado en León en dónde la marcha en apoyo a la lucha de los mineros, con una asistencia masiva, no quiso mezclarse con la manifestación de CC.OO y U.G.T., con una asistencia cuatro veces menor. Con todo descaro estos últimos, CC.OO y U.G.T., en sus declaraciones pretendieron desbordar por la izquierda a la lucha de la minería.

Tercero, que sin la contribución del sindicalismo alternativo y de las plataformas unitarias de lucha: Coordinadora sindical de Madrid, CGT, Bloque obrero de Valladolid, CNT, Segovia de Izquierdas, Asambleas contra la crisis y por la huelga general…. la respuesta ante la convocatoria del 29-S hubiera sido francamente menor, eso lo pudimos comprobar claramente en dos momentos esenciales, durante el funcionamiento de los piquetes y en las manifestaciones.

Cuarto, el movimiento social y el sindicalismo alternativo en Castilla han demostrado una importante capacidad de organización y de movilización, con potencialidad suficiente para ir rompiendo la hegemonía del sindicalismo reformista y claudicante, así como para impulsar un nuevo ciclo en el movimiento obrero.

Para ello el movimiento social y sindical alternativo debería realizar un importante proceso de maduración, maduración que tiene uno de sus frentes más importantes e inmediatos en la lucha contra el sectarismo, enfermedad ésta, el sectarismo, que debilita hasta extremos muy severos la potencialidad de nuestras fuerzas.

Quinto, que el Gobierno y el aparato de Estado en general, pero muy especialmente sus fuerzas represivas, tienen plenamente asumido el papel de piquetes del gran capital especulativo. Esta realidad quedó absolutamente evidenciada el 29-S, ello es un tremendo condicionante al libre ejercicio del derecho de huelga.

El Gobierno y la patronal utilizan piquetes, además pagados con los impuestos de tod@s, uniformados y armados que no tienen la menor duda en utilizar la violencia contra los trabajadores y trabajadoras.

El Pueblo Trabajador solo tiene hoy a su alcance el uso de piquetes informativos que actúan bajo todo tipo de amenazas: detenciones, agresiones, identificaciones, criminalización…

Sexto, que los medios de comunicación en el Estado Español en general pero muy particularmente en Castilla, una vez más, han demostrado su estrecha vinculación con la derecha fascista española, dando un trato informativo a la jornada del 29-S, similar en lo esencial a la que daban los medios de comunicación a las huelgas durante el franquismo, de lo que no hay que extrañarse tampoco mucho, porque son los mismos de aquel entonces, caso del ABC, Norte de Castilla … o son dignos herederos de aquellos como es el caso de la Razón, El Mundo, etc.

Séptimo, el Pueblo Trabajador ha comenzado de verdad a ponerse en pie en contra de la política económica del Gobierno, no podemos dejar que se vuelva a sentar, la actividad de las plataformas unitarias de lucha, y el trabajo del sindicalismo alternativo tienen que seguir adelante porque los planes del capitalismo financiero y especulativo así como los del Gobierno de Zapatero los protege tambien siguen adelante.

Es el momento, como decíamos antes, de trabajar con un objetivo, la convocatoria de una auténtica huelga general. El proyecto de reforma de las pensiones será un buen momento para la materialización de esa convocatoria.

Izquierda Castellana.

Castilla a 30 de septiembre 2010